imprudencia temeraria misterios misteriosos el extrano caso del - nivivir.cowhosting.net

 

Imprudencia Temeraria Misterios Misteriosos El Extrano Caso Del

  • Bienvenidos de nuevo, intrépidos lectores, a la nave del misterio. Esta noche les hablaré del espeluznante suceso que tuvo lugar hace unos días en un Ayuntamiento de una conocida localidad turística de nuestro litoral mediterráneo.

  • Cómo ha llegado hasta allí? Están implicados los Illuminati? Tiene algo que ver con los Poderes Ocultos que gobiernan el mundo? Guarda relación con la misteriosa eutanasia que se le practicó a mi planta "Robustiana"? Saquen sus propias conclusiones, señores lectores. Yo no digo nada...

  • Duerman bien, y no falten a la próxima cita con "Misterios Misteriosos", en la que les hablaré de la terrible historia de la máquina de café y los misteriosos apagones en Intervención. Estarán relacionados?



  •  

    Inicio

     

     

  • globovision a chavez linea editorial ni se expropia ni se
  • musicaremix junio 2011 by team moheba upl
  • john2898 impacto mortal deadly impact dvdrip latino fls grati
  • blog archive ley para madres trabajadoras
  • you don t know jack dvdrip espanol latino 2010
  • zuma deluxe
  • ipad to computer transfer mac
  • galletas dulces recetas kosher galletas chips en mexico
  • el icono espectaculos y tiempo libre de ronda musica
  • saga need for speed megapost
  • descargar va house mini mix 006 2011 ups
  • exportar menus de dvd hechos en after effects
  • rio jason derulo quot it girl quot remix spanish version
  • sistema operativo mac
  • los beneficios de tener plantas en casa
  • no 4035599 jp
  • bmw concept cs super
  • dibujando una calavera d calavera una
  •  

  • Buenisimo Joaquin! ace1 pego tu relato, dejo tu blog para el que qierua entrar:juacofl.blogspot.comLa isla este1 enfrente de nuestro barco, pero en esta ocasif3n sere1 Victoria la encargada de la bfasqueda del tesoro del Gran Tf3tem. Pero mejor les cuento Esta vez, me vi en la obligacif3n de mandar a Victoria a explorar una nueva isla. Mi dichosa espalda estaba de1ndome la lata otra vez, debeda de guardar reposo hasta que me permitiera andar con normalidad.Una vez que Victoria desembarcf3, se adentrf3 en la isla hasta que se topf3 con una gran cascada. En el fondo del remanso observf3 unas algas, fuertes como lianas, que le serviredan para escalar las rocas. Con el agua hasta la cintura, en el momento de cogerlas, un delfedn juguetf3n le impededa tomarlas (debif3 quedar atrapado con la marea alta). Observando a su alrededor, en la orilla derecha, vio un palo que le servireda para distraer al delfedn. Ya casi lo teneda en sus manos cuando aparecif3 un leopardo. Menos mal que afan no habeda salido del agua. a1De todos es conocido el amor que le tienen los felinos al agua! bfCf3mo lo resolvereda? Agarrf3 tres piedras de la arena, provocf3 al leopardo para que volviera a salir y, afinando la puntereda, lanzf3 las piedras contra una roca medio desprendida del lado derecho de la cascada. La roca cayf3 al agua y con sus salpicaduras asustf3 al animal. De esta forma pudo coger sin problemas el palo. Ahora tocaba distraer al delfedn. Nuevo intento de agarrar las algas y, en cuanto asomf3 el delfedn, le lanzf3 el palo hacia lo lejos, como cuando se lo lanzamos a un perrito. Las algas ya estaban en su poder, pero segueda sin poder trepar, faltaba un gancho para poder lanzarla y anclarla en lo alto de la cascada.Victoria vacif3 el contenido de su mochila, en la orilla, junto a una roca. Un detector de metales, un trozo de tela y unas cerillas era todo su contenido. Con el detector de metales empezf3 a buscar por todos lados. En el agua, cerca de las hierbas de la orilla, localizf3 algo mete1lico, era un ancla. La enganchf3 a la cuerda hecha con las algas y, con fuerza, la lanzf3 a lo alto de las rocas a la izquierda de la cascada. Una vez bien tensada la cuerda, trepf3 por ella hasta llegar arriba.Al otro lado de la orilla, una iguana estaba calente1ndose al sol recibiendo su dosis diaria de rayos UVA y UVB. A su lado, un cetro; pero, no teneda con que9 cruzar el redo ni nada para poder alcanzar a cogerlo. Ademe1s, la roca situada en el centro del redo teneda un agujero en el que podeda encajar el mango del cetro: debeda tener alguna funcif3n. Agitf3 las ramas del e1rbol y asomf3 una mosca volando, le tirf3 piedras a la iguana para despertarla, olvidf3 que las iguanas son en general herbedvoras y sf3lo comen insectos cuando tienen mucha hambre. Pero bueno, con el intento fallido de comerse la mosca, el cetro cayf3 al agua y la corriente lo empujf3 por la cascada. Victoria descendif3 por la cuerda y alle1 en la arena estaba el cetro. Al recogerlo del suelo, observf3 un letrero en el que estaban escritas las letras “ACB”, pero no le dio ninguna importancia.Ascendif3 de nuevo hasta lo alto de la cascada y colocf3 el cetro en el agujero de la roca. Un gran ruido se oyf3 proveniente de la cascada, bajf3 y se encontrf3 con una gran abertura detre1s de la cortina de agua. Dada la oscuridad, precisareda de una antorcha para entrar. Justo en la entrada de la gruta habeda un palo, lo unif3 al trapo para formar la antorcha y con las cerillas la encendif3. a1Eso ya era otra cosa! En su interior encontrf3 los restos de otra antorcha, una mochila y un mapa. Alguien estuvo alled antes que Victoria, pero no consiguif3 abrir el cofre, faltaba la llave. Ella tampoco la teneda, ased que todo su gozo en un pozo. Resolvif3 marchar para informarme y traer el material necesario para abrir el cofre antes de que lo hiciera otro. De todas formas, para no irse con los bolsillos vacedos, decidif3 ir a recuperar el cetro.Al retirar el cetro de la roca, de entre la corriente de agua, asomf3 un bloque de piedra con la letra “B” grabada. No le dio importancia aunque se quedf3 un poco pensativa. Al descender vio en el remanso que tambie9n asomaban dos bloques de piedra, que antes no estaban. Llevaban grabados las letras “A” y “C”. Se acordf3 del cartel de la pared izquierda de la cascada, el que teneda escritas las letras “ACB”. Decidif3 pulsar sobre los bloques de piedra en el orden sef1alado. Al hacerlo sobre el de la “A” se sumergieron las piedras. Volvif3 a subir y colocf3 de nuevo el cetro, asomaron otra vez las piedras, ahora le tocf3 pulsar sobre la “C”. Otra vez desaparecen las piedras, otra vez arriba, quitf3 el cetro y asomf3 la “B”, era la faltima segfan el cartel. Pulsf3 sobre ella y escuchf3 un sonido que vino de abajo. Fue a ver a que9 se debeda. Algo brillaba en la zona derecha del remanso de agua. a1Oh sorpresa, era una llave! bfAbrireda el cofre del tesoro?Colocf3 nuevamente el cetro en su lugar, para que se abriera la gruta. Entrf3 en ella y re1pidamente usf3 la llave en el cofre. a1Encajaba! Lo abrif3 y, dentro, hallf3 un pergamino. Estaba escrito: “Tu bfasqueda sigue en el arrecife”.Y en ello estamos. Creo que entre Victoria, Axel y yo conseguiremos nuestro objetivo: hallar el tesoro del Gran Tf3tem.

  • LarZPN , [url=http://cgnyvyodlqhu.com/]cgnyvyodlqhu[/url], [link=http://agwhkehvyycb.com/]agwhkehvyycb[/link], http://fgrqbkcohobr.com/

  •  

     

    Envianos tus comentarios!

     





    < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24  

    imprudencia temeraria misterios misteriosos el extrano caso del nivivir.cowhosting.net